viernes, 16 de febrero de 2018

Umberto Calderón, CEO de Agrovet Market Animal Health, es elegido uno de los Líderes Empresariales del Cambio



La innovación, visión, impacto en la sociedad y logros alcanzados que distinguen a Agrovet Market han valido para que su CEO, Umberto Calderón, haya sido elegido Líder Empresarial del Cambio 2018. Esta distinción es otorgada por el Grupo El Comercio, EY (antes Ernst & Young) y la Asociación de Bancos del Perú (ASBANC) con la finalidad de distinguir las historias de éxito empresarial que marcan la diferencia en búsqueda del crecimiento sostenido del país.

Agrovet Market, con casi 25 años de operación, es una historia de emprendimiento y esfuerzo, según lo recuerda el Dr. Calderón: "La compañía se inicia en 1994, en el patio de la casa de mi madre, como una distribuidora de productos veterinarios. Encontramos ciertas necesidades en el mercado y poco a poco fuimos creando una línea de productos robusta".

Actualmente, Agrovet Market es una de las principales compañías farmacéutico-veterinarias del Perú y el principal exportador del sector farmacéutico con presencia en más de 40 países.

CHINCHA INICIA UN CAMBIO EN LA COMERCIALIZACIÓN DEL POLLO



En la provincia de Chincha se dio inicio a una mejora en la comercialización de las aves de consumo humano, gracias a una decisión de sus autoridades municipales  y que pronto se estará inaugurando oficialmente, por lo que se hará la invitación a las autoridades y funcionarios del sector público y privado. En este nuevo centro de faenamiento privado se busca albergar a la totalidad de los comerciantes que comercializan estas aves en los mercados  y se garantizará la inocuidad y calidad del producto final.

Es una paradoja que siendo el Perú uno de los países con mayor consumo per cápita de carne de pollo a  nivel de Latinoamérica (45 kg), sea también uno de los que menos desarrollo tecnológico ha alcanzado en lo referente a procesamiento avícola. La mayor parte de los países benefician casi al 100% de su producción de pollos a través de centros de faenamientos autorizados, que cumplen exigentes normativas que aseguran el control y fiscalización de procesos cuyo objetivo es llevar productos de calidad, inocuos y saludables para la población.

ANTECEDENTES:

Como primer antecedente en el año 2015, la Comisión Multisectorial Permanente de Inocuidad Alimentaria (COMPIAL), constituida por el Ministerio de Salud y la Municipalidad Provincial de Chincha, se daba inicio a un plan piloto de rastreabilidad e inocuidad del pollo en Chincha, con el apoyo de la  Asociación Peruana de Avicultura (APA), DIGESA, SENASA y empresas privadas.

1- Para nadie es un secreto que el seguir beneficiando pollos en mataderos clandestinos a nivel nacional, de condiciones insalubres y sin supervisión o fiscalización sanitaria alguna, pone en serio riesgo la salud de los consumidores y afecta ambientalmente las aguas residuales  de alcantarilla y un pésimo manejo de residuos del mismo.

2– Como segundo antecedente y gracias a la propuesta de la  APA de invitar a la empresa privada para que construya un nuevo centro de faenamiento en la provincia de Chincha, la Municipalidad decidió por acuerdos y mediante sus competencias cerrar las instalaciones del Centro Municipal, ya que no reunía las condiciones mínimas de capacidad e infraestructura sanitaria

3- Se realizaron trabajos de investigación científica con estudiantes de la cátedra de redacción científica de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia (UNICA) en la línea de Inocuidad alimentaria y se obtuvo como resultado, la redacción de textos que recomendaban la inmediata reubicación del Centro Municipal, por la insalubridad del mismo.

Esta iniciativa privada es apoyada por  la Municipalidad Provincial de Chincha y a través de una reunión con  el actual ministro de  Agricultura y Riego, el Ing. José Arista Arbildo, el propietario del nuevo centro de faenamiento y la primera autoridad edil, explicaron las bondades de  este establecimiento avícola. Siendo recibidas con  beneplácito por la autoridad del sector.

Por ello, de acuerdo a las ordenanzas de inocuidad alimentaria validadas por el SENASA en  el año 2017 con el plan de incentivos de la META 27,  las municipalidades podrán aplicar un plan de vigilancia sanitaria en los establecimientos de ventas  al público en los mercados de abasto y otros.

Según se supo, la municipalidades por su parte podrían realizar ahora un plan de rastreabilidad del producto final, realizando actividades de educación y cultura sobre inocuidad durante el proceso de comercialización en cumplimiento con la ley de municipalidades y normas de inocuidad que dicta el SENASA  a través del D.S OO4- 2011- AG en bien del consumidor.

Es importante señalar que este sistema de comercialización beneficiara directa e indirectamente a las empresas comercializadoras avícolas formalizadas. Las llevará a utilizar estas instalaciones para  minimizar los riesgos sanitarios, ya que  las aves se venían comercializando en vía pública y en camales clandestinos insalubres. Los mismos que deberán ser clausurados por las autoridades distritales, quienes están inmersos en esta problemática. Además, les permitirá a las pequeñas empresas adecuarse a  la formalización, en busca de la mejora del sistema sanitario avícola del país.

Por lo tanto, esta primera etapa de faenamiento avícola será el inicio de la modernización y a la tecnificación. La segunda etapa será con la adquisición  de maquinarias automáticas, según manifestaron nuestras fuentes.
Esta iniciativa privada servirá como modelo para que las demás provincias coordinen con sus autoridades municipales. Con ello se espera contar con la voluntad política y decisión técnica del SENASA, de acuerdo con nuestra realidad e idiosincrasia.

“Es compromiso de todos el comenzar a trabajar en el desarrollo de nuestra industria avícola, siendo competitivos no sólo en los aspectos de producción donde tenemos logros importantes, sino también comprometiéndonos, para que esta calidad llegue intacta a la mesa de los consumidores con productos inocuos, sanos y bien presentados. Considerando que estamos a puertas de un Congreso Latinoamericano de Avicultura y que las experiencias  de países vecinos nos obliga a cumplir las exigencias de seguridad e inocuidad alimentaria”, manifestó el Dr. Carlos Cano (Funcionario público y docente de la FMVZ-UNICA).